Certificados de calidad de referencia

SAA es una empresa externa e independiente aprobada por el Ministerio de la Defensa de la Competencia de Australia con más de treinta años de experiencia que certifica  la aprobación de seguridad eléctrica de productos, equipos, accesorios y electrodomésticos en Australia y Nueva Zelanda.

La marca GS de renombre en mundial es una valiosa ayuda para los consumidores conscientes de la calidad a la hora de elegir qué productos comprar, puesto que contribuye a elegir productos libres de sustancias nocivas y resistentes a roturas y eléctricamente seguros. Comprobamos si muñecas, lámparas, bicicletas o secadores de pelo cumplen con las normas de calidad y de seguridad especificadas por la ley alemana de seguridad de aparatos y producto, GPSG. Asimismo, el ensayo GS integra numerosas directivas europeas específicas de productos y comprueba si el manual de operación es correcto y completo. 

RoHS (de las siglas en inglés Restriction of Hazardous Substances) se refiere a la directiva 2002/95/CE de Restricción de ciertas Sustancias Peligrosas en aparatos eléctricos y electrónicos, adoptada en febrero de 2003 por la Unión Europea.

La directiva RoHS restringe el uso de seis materiales peligrosos en la fabricación de varios tipos de equipos eléctricos y electrónico: Plomo, Cadmio, Mercurio, Cromo VI (Hexavalente) y las sustancias retardantes usadas en plásticos PBB y PBDE. Está muy relacionada con la directiva de Residuos de Equipos Eléctricos y Electrónicos (WEEE por sus siglas en Inglés).

Las concentraciones máximas fijadas mediante la enmienda 2005/618/CE son:

  • 0.1% para plomo, mercurio, cromo VI, PBB y PBDE del peso en materiales homogéneo.
  • 0.01% para cadmio del peso de material homogéneo.

Esto significa que los límites no se aplican al peso del producto final, o al del componente, sino que a cada sustancia que puede (teóricamente) ser separada mecánicamente.

El Reglamento (CE) nº 1907/2006 (en adelante denominado REACH, acrónimo de Registro, Evaluación, Autorización y Restricción de sustancias y mezclas químicas) entró en vigor el 1 de junio de 2007 y tiene como objetivo principal mejorar la protección para la salud humana y el medio ambiente frente al riesgo que puede conllevar la fabricación, comercialización y uso de las sustancias y mezclas químicas.

El Reglamento Europeo REACH y RoHs hace referencia al registro, la evaluación, la autorización y la restricción de las sustancias y preparados Químicos. Los productos, componentes y equipos sometidos a esta certificación de calidad no contienen sustancias o materiales prohibidos por encima de lo definido por el Reglamento Europeo.

La Norma ISO 9001:2008 elaborada por la Organización Internacional para la Normalización (ISO), determina los requisitos para un Sistema de Gestión de la Calidad (SGC), que pueden utilizarse para su aplicación interna por las organizaciones, sin importar si el producto o servicio lo brinda una organización pública o empresa privadas, cualquiera que sea su tamaño, para su certificación o con fines contractuales.

La ISO 9001 es una norma internacional que se aplica a los sistemas de gestión de calidad (SGC) y que se centra en todos los elementos de administración de calidad con los que una empresa debe contar para tener un sistema efectivo que le permita administrar y mejorar la calidad de sus productos o servicios.

Los clientes se inclinan por los proveedores que cuentan con esta acreditación (CE) porque de este modo se aseguran de que la empresa seleccionada disponga de un buen sistema de gestión de calidad (SGC).Esta acreditación demuestra que la organización está reconocida por más de 640.000 empresas en todo el mundo.

Fue establecida por la Comunidad Europea y es el testimonio por parte del fabricante de que su producto cumple con los mínimos requisitos legales y técnicos en materia de seguridad de los Estados miembros de la Unión Europea. La marca CE debe ser ostentada por un producto si éste se encuentra dentro del alcance de las aproximadamente 20 llamadas Directivas "New Approach"1 o "de Nuevo Enfoque" y puede venderse y ponerse en servicio legalmente dentro de los países que conforman la UE.

Es un indicador fundamental de la conformidad de un producto con la legislación de la UE y permite la libre circulación de productos dentro del mercado europeo. Al añadir el marcado CE a un producto, el fabricante declara, bajo su exclusiva responsabilidad, la conformidad de dicho producto con todos los requisitos legales exigidos para alcanzar el marcado CE y asegura la validez del producto para ser vendido en todo el Espacio Económico.


Resolvemos tus dudas

Contacta con nosotros para resolver cualquier duda que te haya surgido acerca de nuestros productos, proceso de compra...

Contactar ahora

Aceptar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Más Información